lunes, 2 de junio de 2008

Mi válvula



Para todos aquellos que, como mi madre y Myrna, dudan de la existencia real de mis malestares pilóricos, escribo este post y pongo esta bella ilustración.

La válvula pilórica conecta el estómago con el intestino delgado, y se cierra o se abre para dejar paso a los alimentos. El cierre de la válvula evita que los alimentos pasen antes de tiempo al intestino, pero si se cierra cuando no debe, desata reacciones terriblemente molestas, que no me detendré en desgranar.

Ya podrán adivinar los lectores en qué estado nos encontramos mi válvula y yo con los niveles de estrés a los que estamos sometidos...

1 comentario:

lynx-moon dijo...

Ignatius!! Todo lo sabes y todo lo aclaras!! Ahora veo la gravedad del asunto... pobre amigo mío, espero que tu madre te devuelva el Amstrad pronto, no quiero verte sufrir por culpa de la válvula.
¡Ánimo!